Una iniciativa de 

Madrid Futuro Solar

Tu
comunidad
es un sol

PLAN COMUNITARIO DE AUTOCONSUMO FOTOVOLTAICO

AYUDAS Y FINANCIACIÓN

Bonificación de tu ibi

La bonificación del IBI permite beneficiarse de un descuento en este impuesto cuando se instalen paneles solares que aporten energía a la vivienda objeto del impuesto.

Se bonifican (como máximo) los 5 períodos impositivos inmediatamente posteriores a la finalización de la instalación.

¿Sabías que puedes bonificarte el IBI durante 5 años?

Entre la finalización de la instalación y los 5 períodos impositivos inmediatamente posteriores.

Pide tu bonificación en cuanto finalice tu instalación. Si la solicitas pasado el inicio del primer período impositivo, perderás el primer año de bonificación.

Verás reflejada la bonificación del IBI en el período impositivo posterior a la solicitud en que se incluya justificante del fin de la instalación.

La bonificación puede solicitarla cada propietario, que es el obligado a pagar el impuesto.

Sin embargo, también puede delegarse en un representante de la comunidad, como el presidente de la comunidad de la comunidad o cualquier otro vecino, que recoja la documentación del resto de los vecinos representados.

Es necesario contar con: 

La referencia catastral de cada vivienda que se acoja a la instalación. Puesto que las zonas comunes por lo general no aparecen registradas en el Catastro, la instalación de placas que alimentan únicamente zonas comunes no están bonificados.

Una declaración responsable o licencia, dependiendo de si tu vivienda está protegida por Patrimonio o no.

Por último hay que justificar la instalación mediante un proyecto o memoria técnica, justificante de habilitación técnica y acuerdo de reparto entre propietarios.

Se bonifica el 50% del IBI total durante los 3 periodos impositivos siguientes a la finalización de la instalación.

Se deben tener en cuenta dos límites:

  • En cada período no se bonificará más del 50% del coste material total de la instalación.
  • El total bonificado en los 3 períodos no será superior al 95% del coste material de la instalación.

deducción de tu IRPF

Es una reducción en la cuota del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) que se permite cuando se llevan a cabo obras destinadas a mejorar la eficiencia energética en los hogares, como la instalación de paneles solares.

Existen tres tipos distintos de deducciones.

Según el caso, podrás optar a una deducción u otra:

Deducción por rehabilitación energética

Está pensada para el caso en el que una comunidad de propietarios decida instalar placas solares para alimentar servicios comunes (ascensor, portales…). Se considera que instalar placas solares es un gasto de la comunidad, como lo podría ser también la instalación de un ascensor.

Deducción por obras para la mejora en el consumo de energía primaria no renovable 

Está dirigida a aquella persona que quiera instalar paneles solares en el tejado de su comunidad para utilizar él mismo de forma privativa esa energía (para alimentar su propia vivienda).

Deducción por obras para la reducción de la demanda de calefacción y refrigeración

Está dirigida a aquella persona que quiera instalar paneles solares en el tejado de su comunidad para utilizar él mismo de forma privativa esa energía (para alimentar su propia vivienda).

Estas dos últimas deducciones (por obras para la mejora en el consumo de energía primaria no renovable y por obras para la reducción de la demanda de calefacción y refrigeración) son incompatibles: debes elegir una u otra, no puedes solicitar las dos.

Deducción por obras de rehabilitación energética

Se debe solicitar en el momento de realizar la declaración de la renta.

Se puede solicitar desde el período impositivo en el que se haya obtenido el segundo certificado energético. Solo se aceptarán certificados que se hayan expedido antes del 1 de enero de 2025

También se puede solicitar en períodos impositivos posteriores, por ejemplo, en caso de que parte del pago de las obras se haya satisfecho en ese período impositivo posterior, porque se haya acordado un tipo de pago fraccionado con la empresa energética. 

Además, también se podrá solicitar en periodos impositivos posteriores en caso de haber pagado por tu instalación de paneles solares una cantidad más elevada que la base máxima anual que se utiliza para calcular el importe de tu deducción (ver apartado ¿Cuánto se deduce?). 

 

Deducción por obras para la mejora en el consumo de energía primaria no renovable

Se debe solicitar en el momento de realizar la declaración de la renta.

Se debe solicitar en el mismo período impositivo en el que se haya obtenido el segundo certificado de eficiencia energética, tras la finalización de las obras. Solo se aceptan certificados que hayan sido expedidos antes del 1 de enero de 2024

 

Deducción por obras para la reducción de la demanda de calefacción y refrigeración

Se debe solicitar en el momento de realizar la declaración de la renta.

Se debe solicitar en el mismo período impositivo en el que se haya obtenido el segundo certificado de eficiencia energética, tras la finalización de las obras. Solo se aceptan certificados que hayan sido expedidos antes del 1 de enero de 2024.

Se aplica automáticamente al realizar la declaración.

El propietario/a de la vivienda.

Deducción por obras de rehabilitación energética

 

¿Quién tiene derecho a esta deducción? 

Los propietarios que tengan viviendas ubicadas en edificios de uso mayormente residencial. En este caso, es irrelevante si la instalación se ha realizado en una plaza de garaje o en un trastero que forme parte de la vivienda. 

 

Justificar una mejora energética

  • Acreditar una rebaja de al menos el 30% en indicador de consumo de energía primaria no renovable
  • Acreditar una mejora de la calificación energética de la vivienda para obtener una clase energética «A» o «B»

 

¿Cómo se acredita? 

Mediante dos certificados de eficiencia energética del edificio, uno realizado antes de la instalación de los paneles solares (máximo dos años antes) y otro expedido después de las obras. Ambos han de ser realizados por un técnico competente. 

 

Plazos a tener en cuenta

  • El segundo certificado de eficiencia energética tiene que ser anterior al 1 de enero de 2025
  • Además, solo se deducirán los pagos que se hayan hecho desde el 6 de octubre de 2021, hasta la finalización del período impositivo en el que se solicite la deducción, siendo el último periodo impositivo en que se puede optar a esta deducción el 2024
  • La instalación tendrá que haber sido realizada entre el 6 de octubre de 2021 y el 31 de diciembre de 2024

 

 

Deducción por obras para la mejora en el consumo de energía primaria no renovable

 

¿Quién tiene derecho a esta deducción? 

Para poder solicitar esta deducción, la instalación de paneles solares se ha tenido que llevar a cabo en una vivienda en la que no se esté desarrollando ninguna actividad económica (es decir, que no sea tu lugar de trabajo), y de la cual seas tú propietario. Da igual si tú mismo estás haciendo uso de la vivienda, si está alquilada y hay inquilinos residiendo en ella, o si está puesta en alquiler. 

Además, es un requisito que la instalación no se haya realizado en plazas de garaje, trasteros, jardines, parques, e instalaciones deportivas. Si los paneles solares se han instalado en alguno de esos sitios, no se podrá solicitar esta deducción. 

 

Justificar una mejora energética

  • Acreditar una rebaja de al menos el 30% en indicador de consumo de energía primaria no renovable
  • Acreditar una mejora de la calificación energética de la vivienda para obtener una clase energética «A» o «B»

 

¿Cómo se acredita? 

Mediante dos certificados de eficiencia energética del edificio, uno realizado antes de la instalación de los paneles solares (máximo dos años antes) y otro expedido después de las obras. Ambos han de ser realizados por un técnico competente. 

 

Plazos a tener en cuenta

  • El segundo certificado de eficiencia energética tiene que ser anterior al 1 de enero de 2024
  • Además, solo se deducirán pagos que se hayan realizado antes del 1 de enero de  2024
  • La instalación tendrá que haberse realizado entre el 6 de octubre de 2021 y el 31 de diciembre de 2023. 
  • Si has realizado mejoras energéticas en una vivienda que has puesto en alquiler pero aún no has logrado alquilar (“vivienda en expectativa de alquiler”), es necesario que la hayas alquilado antes del 31 de diciembre de 2024 para ser elegible. 

 

 

Deducción por obras para la reducción de la demanda de calefacción y refrigeración

 

¿Quién tiene derecho a esta deducción?

Para poder solicitar esta deducción, la instalación de paneles solares la ha tenido que llevar a cabo en una vivienda en la que no se esté realizando ninguna actividad económica (es decir, que no sea tu lugar de trabajo), de la cual seas propietario. Da igual si tú mismo estás haciendo uso de la vivienda, si está alquilada o si está puesta en alquiler. 

Además, es un requisito que la instalación no se haya realizado en plazas de garaje, trasteros, jardines, parques, e instalaciones deportivas. Si los paneles solares se han instalado en alguno de esos sitios, no se podrá solicitar esta deducción.  

 

Justificar una mejora energética

Acreditar una rebaja de la demanda de calefacción y refrigeración de la vivienda de al menos 7% en la suma de los indicadores de demanda de calefacción y refrigeración. 

 

¿Cómo se acredita? 

Mediante dos certificados de eficiencia energética de la vivienda, uno realizado antes de la instalación de los paneles solares (máximo dos años antes) y otro expedido después de las obras. Ambos han de ser realizados por un técnico competente. 

 

Plazos a tener en cuenta

  • El certificado de eficiencia energética tiene que ser expedido anterior al 1 de enero de 2024
  • Además, solo se deducirán pagos que se hayan realizado entre el 6 de octubre de 2021 y el 31 de diciembre de 2023
  • La instalación tendrá que haber sido realizada entre el 6 de octubre de 2021 y el 31 de diciembre de 2023.
  • Si has realizado mejoras energéticas en una vivienda que has puesto en alquiler pero aún no has logrado alquilar (“vivienda en expectativa de alquiler”), es necesario que la hayas alquilado antes del 31 de diciembre de 2024 para ser elegible.

Deducción por obras de rehabilitación energética 

Para calcular el importe de la deducción a la que tiene derecho cada propietario de la comunidad, se tiene en cuenta el importe satisfecho por cada vecino, así como su coeficiente de participación en la comunidad. Por ejemplo, se considera que el vecino del 2A, cuyo coeficiente de participación es de 12%, ha tenido que pagar un mayor porcentaje del coste total de la instalación que el vecino del 1C, que tiene un porcentaje de participación del 8%. Dado que se considera que la parte que le ha tocado pagar a cada propietario depende de su coeficiente de participación, no todos tendrán derecho a la misma deducción. Esta variará según el importe realmente pagado. Sobre el importe que haya pagado cada uno, se aplicará un porcentaje de deducción del 60%

La base máxima anual sobre la cual se aplica la reducción es de 5000€ euros. Es decir, aunque la instalación te haya costado más de 5000€, se considerará a la hora de calcular la deducción que como máximo te ha costado 5000€. Por lo tanto, como máximo, se te podrían deducir 3000 € cada año (el 60% de 5000€). 

No obstante, en caso de que el coste de la instalación haya superado la base máxima anual, es decir esos 5.000€, puedes volver a solicitar una deducción en los cuatro ejercicios posteriores. Es decir, en el caso de que solicitaras en 2024 por primera vez la deducción (fecha límite para solicitar la primera reducción) podrías volver a solicitarla en los cuatro años posteriores, hasta 2028

Pongamos un ejemplo para aclarar lo que pasaría en ese caso: 

Supongamos que tu comunidad ha instalado placas solares, y que tú has pagado 12.000€. Podrías volver a solicitar la deducción en 2025 y en 2026. Dado que la base máxima anual es de 5.000€, en 2025 podrás obtener otra deducción de 3000€ (60% de 5000€) y en 2026, una de 1200€ (60% de 2000€). 

Como límite, esa base máxima no puede exceder los 15.000€ en total. Es decir, aunque la instalación te haya costado 20.000€, a la hora de calcular el total de las deducciones, se considerará que solo te has gastado 15.000€. Sobre los 5000€ restantes no se aplicarán deducciones. Eso quiere decir que el máximo total del importe de las deducciones que se podría obtener es de 9000€ (el 60% de 15.000€). 

Aunque no todos los vecinos hayan sido obligados a pagar parte del coste de los paneles solares, caso en el que se haya aplicado el art. 17.1 LPH en vez del art. 17.2 LPH (más información aquí) para tomar la decisión en junta, no va a cambiar la forma en la que calcular la deducción. Se seguirá tomando el coeficiente de participación de cada propietario para calcular la deducción a la que tiene derecho cada uno. 

 

Deducción por obras para la mejora en el consumo de energía primaria no renovable

Se deduce un 40% del coste de la instalación. La base máxima de la deducción será de 7.500€. Es decir, aunque la instalación te haya costado más de 7.500€, se considerará a la hora de calcular la deducción que como máximo te ha costado 7.500€. En ese caso, el importe máximo de la deducción sería de 3000€ (el 40% de 7.500€).

 

Deducción por obras para la reducción de la demanda de calefacción y refrigeración.

Se deduce un 20% del coste de la instalación. La base máxima de la deducción será de 5000€. Es decir, aunque la instalación te haya costado más de 5000€, se considerará a la hora de calcular la deducción que como máximo te ha costado 5000€. En ese caso, el importe máximo de la deducción sería de 1000€ (el 20% de 5000€).

FINANCIA TU PROYECTO

Si a pesar de las ayudas te preocupa el desembolso inicial, ¡¡tenemos buenas noticias para ti!! El impulso de la fotovoltaica busca que nadie se quede fuera de la transición energética (de ahí todas las ayudas existentes), por lo que tanto bancos como energéticas cuentan con métodos de financiación que irías pagando con lo que vas ahorrando en tu factura.

Si tienes dudas o quieres saber más, estamos aquí para ti y tu comunidad.